He sentido tú ausencia en este despertar de alejado domingo

Un tañido antiguo como el mundo me despierta

Campanas. Un leve sonido llama al cuerpo por las rendijas

Comulgaré un pedazo de tú carne cuando suene la hora del encuentro

Hasta entonces, esta noche volverán a visitarnos las estrellas

Lloverá luz sobre esta fértil y verde tierra impropia.

Se preñaran los ojos de cielo

Mientras, las horas arrastran la piel de una mañana que reza ausencia.

Todo lo que deseo es amar. 50 x 70 cm. Acuarela y cuerda sobre papel arches, 300grm

Puntuación de lector
[Total: 12 Average: 4.9]

Artículos relacionados:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest