Presentarse nunca es fácil, siempre es más sencillo que otros lo hagan.

Diré a mi favor, que con un pequeño esfuerzo conseguí realizar un sueño de juventud aplazado, mi licenciatura en Bellas Artes hace apenas unos años; antes ya había terminado artes aplicadas a la madera en la escuela de La Palma, en Madrid, y anteriormente ya había ido resolviendo algunos asuntos que la vida puso en mi camino.

Además de definirme como pintora, y poeta, soy sobre todo, mujer, madre, e hija.

A la pintura y la poesía, les dedico el tiempo y el espacio que me permite la vida. Mi trabajo, en líneas generales, es ecléctico por naturaleza, y autobiográfico.

¿Por qué escribo poesía? ¿Por qué se enreda mi esencia entre palabras?

Cada poema es un ser que nace de la necesidad de arrancar una víscera, un llanto, un silencio, un dolor, un olvido, un amor, un sentimiento dormido, lo amado, lo odiado, lo vivido. Arrancar un brote desde lo más profundo para sembrarlo en el universo de un espacio en blanco, donde van arraigando y creciendo las palabras.

Hasta hace un tiempo, siempre me había definido como Pintora, y siempre creí sentir que color y forma determinaban casi la totalidad de mi privativo mundo; y ocurrió que un buen día, incapaz de recordar el cómo, ni el cuándo, me descubrí escribiendo sobre mis pinturas, lanzando palabras sobre un papel convertido en el receptor de mi propio discurso. Un parto lento, que se fue desligando del lienzo, y recuperando la memoria escrita de una adolescencia o de un tiempo lejano de amores más soñados que vividos. Ahora, hablamos en presente.

Un poema es un ser que crece más allá de lo físico, del corazón, o del vientre, que crece desde el rincón más íntimo del alma, que habla en su propio idioma, y ha de resonar y vibrar en un eco de sentimientos, y emociones compartidas. Así lo siento.

Mis colores y mis palabras, en definitiva, se entretejen y juegan sobre un papel infinito de vivencias y libertades.

 

Él es el poema.

Yo fui el vientre,

El corazón y el alma.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 Virginia Garrosa

ARTÍCULO DESTACADO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest