Esa mañana debió llegar el verano

Le puse brillo a la vida.

Un entrar y salir

Apretar el lunes tras la puerta.

Todo suena a jazz y calor

Mientras, el gato arrastra su deseo por las baldosas

Y  en toda la casa se cuela su llanto.

Algo renueva el aire, el tiempo, su ritmo.

El corazón se despereza temprano

Esperanzado, como el sol dorado de este nuevo día.

 

 

Tinta china y acuarela liquida sobre papel vegetal. 21 x 29, 7 cm.

Puntuación de lector
[Total: 3 Average: 5]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest